Nacer maestro

Buenos Aires, 11 de abril de 2007

 

 

 

 

“El maestro es algo más que un técnico.

Es el representante así como el intérprete del

patrimonio más sagrado de la humanidad”.

A. J. Heschel

 
Nacer maestro…
…Para la transmisión, para la escucha, para el diálogo fértil y creador.

Para aprender durante toda la vida.

Para continuar desarrollando habilidades que enriquecen e inspiran.

Para ser paciente y enérgico en el ejercicio de la profesión.

Para compartir siempre conocimiento y experiencia y tener la apertura necesaria para continuar aprendiendo de los alumnos.

Para agudizar el oído y aprender de las palabras de los sabios.

Para unir sabiduría y corazón.

Nacer maestro…

Para mostrar la conexión entre lo que entendemos, lo que deseamos aprender y lo que queremos lograr en base a esto.

Para insistir siempre en que no hay frontera más grande que la que uno mismo construye; que los horizontes no tienen final y que pase lo que pase, siempre se puede mejorar si se tiene la voluntad para hacerlo…

Durante este Pesaj, hemos sido testigos de hechos altamente conflictivos, que además de conmovernos nos interpelan.

No queremos seguir viviendo como parte de la “normalidad” cortes de ruta, que atentan contra el libre tránsito ni manifestaciones de “enmascarados”.

Tampoco queremos ver recreadas prácticas que simbolizan los años mas negros de la historia de nuestro país.

La violencia de los violentos de siempre, ha instalado en la población en general una nueva conciencia, la conciencia clara de que efectivamente somos responsables los unos por los otros, los unos con los otros.

Carlos Fuentealba nació maestro… Carlos vivió como maestro…

Hoy el clamor de las sangres de Carlos se escucha a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

A Carlos lo asesinaron. Lo asesinaron a mansalva. Como se asesinaba hace más de 30 años.

A Carlos lo asesinaron durante los días de Pesaj.

Pesaj Mitzraim – La Pascua de Egipto – es nuestra salida de la Esclavitud a la Libertad.

Pesaj Dorot – la Pascua para las Generaciones- el mensaje convocante de nuestra tradición para continuar no sólo recreando año tras año nuestra liberación, sino para recordarnos que somos responsables, responsables de luchar contra todo tipo de tiranía y barbarie, responsables de sentir empatía con la fragilidad de la vida y el sufrimiento de nuestros semejantes.

El lunes, 7º día de Pesaj, fue día de cese de actividades, no por paro docente, sino por luto y duelo, por reclamo de justicia, verdad y paz.

Ayer, martes, mientras terminábamos nuestra celebración fue jornada de reflexión en las escuelas. Una jornada que nosotros nos debemos en cada una de nuestras instituciones, en el día de hoy y durante esta semana, para poder seguir diciendo desde la acción que ser judío es siempre continuar creyendo en las posibilidades de reparar la sociedad, recreando cada día el mensaje de nuestras fuentes.

Decía Heschel: “Frente a las injusticias no hay posibilidad de abstenerse. En una sociedad libre, algunos son culpable, pero todos somos responsables”

Si hemos sido creados a imagen de D-os, cada ser humano es testimonio de Su presencia.

Si callamos ante actos de violencia y asesinato, destruimos la santidad de nuestras propias vidas.

Si nosotros callamos, la sangre de los inocentes clama por siempre.

Bebirkat Shalom – Deseando la Paz

 

 

Batia D. de Nemirovsky