Pesaj 5776

Decimos: “no hay nada nuevo bajo el sol”, sin embargo, nada permanece igual.

En el contexto de la – tal vez errada – idea de infinitud la tierra nos muestra un rostro cada vez más cambiante y temerario, que vocifera: Que estás haciendo vos, con la libertad que te fue otorgada como don. 

Es cierto que el sol sale y se pone, pero cada día y cada temporada se nos presentan diferentes, nuevos y sorprendentes.

Ciertamente, una estación va emergiendo de la que la antecede. Por acá se está ya retirando tardíamente el verano.

En Israel el invierno ya se alejó e inevitablemente, los días fríos y oscuros sucumben al calor y la luz de la primavera,   Jag Haaviv, un tiempo en el que todo se renueva.

Ya estamos en las vísperas de Pesaj que   representa el renacimiento perenne de la naturaleza y el mundo y la supervivencia del Pueblo Judío.

La de mañana será una noche de preguntas.Ma Nishtana

  • Preguntas acerca de nuestras memorias compartidas
  • Preguntas acerca de la manera en la que nos hacemos cargo de nuestra libertad
  • Interrogantes que nos acucian ante los miles de refugiados que circulan por el planeta, recordando que como refugiados por el hambre y la sequía llegamos a Mitzraim.
  • Cuestionamientos que nos provoca nuestra actitud ante cada desastre natural
  • …y muchas, muchas más


Pesaj
es la celebración de la vida. La historia de nuestro pueblo es realmente un triunfo de la vida. Contra todo pronóstico hemos hecho más que sobrevivir. Desde el nacimiento de nuestra nación hasta la actualidad la mayoría de nosotros nos hemos adaptado de manera creativa a cada nuevo tiempo y a cada nuevo lugar y a pesar de que hemos sido perseguidos una y otra vez elegimos vivir. Hemos soportado la esclavitud y la humillación. También hemos disfrutado de la libertad y la soberanía. La oscuridad ha sido equilibrada por la luz. Hemos aprendido a resistir. Hemos aprendido a avanzar. Somos orgullosos supervivientes.

A la luz de las velas del Jag y de Shabat, que simbolizan la renovación de la vida y que iluminarán nuestras mesas del Seder, celebremos unidos simbólicamente con nuestros hermanos judíos de todo el mundo la reafirmación de la libertad.

Celebremos para conectarnos con nuestras memorias y con las profundas raíces históricas del pueblo al que pertenecemos

Celebremos  para recordar  y revivir la historia de nuestra  liberación de la esclavitud en Egipto – que fue una gran lucha por la libertad y la dignidad.

Celebremos  porque la lucha por la libertad humana nunca se detiene.

Celebremos y recordemos a todas las personas – judías y no judías – que todavía están luchando por su libertad.

 ¡JAG PESAJ KASHER VESAMEAJ!


Anuncios

Jodesh Elul, comienzo de un viaje a nuestro interior

You Go, GirlsTermina este día, primer día de Elul, último mes en el calendario Hebreo.

Aparentemente terminaron las lluvias, lenta y dolorosamente los inundados-evacuados están regresando a sus hogares.

Una vez mas se puso de manifiesto la solidaridad de los habitantes de este suelo, para con la aflicción de sus hermanos. Una vez mas fuimos testigos del silencio y el “mutis por el foro” de nuestros gobernantes.

En el cielo ennegrecido y por  la lluvia copiosa durante estas dos  largas semanas pasadas, nos resultó muy difícil,  al caer la noche,  distinguir las luminarias del firmamento. Desde este lugar del planeta no pudimos disfrutar a pleno con nuestra mirada la luna llena  de Av,  en el día de los enamorados, el “Valentine Day” que nos regala la tradición de nuestro Pueblo.

Este fin de semana es Rosh Jodesh – luna nueva. Ahora la luna comienza a crecer de nuevo. Estar en sintonía con el calendario judío: significa estar  siempre en sintonía con las fases de la luna. La luna crecerá durante dos semanas. Entonces  la veremos en todo su esplendor  con toda su luminosidad, comenzará  a menguar en su tamaño, por espacio de dos semanas mas, la próxima luna nueva será  Rosh Jodesh Tishrei, bien conocido como Rosh Hashaná.

Así es, Rosh Hashaná es dentro de  cuatro semanas a partir de este domingo.

Para muchos este domingo es un día mas. Para otros es el comienzo de un mes que puede hacer una diferencia. Para mí es el comienzo de un mes especial en el que se conjugan concreciones de pequeños y grandes proyectos, tanto en lo personal como en lo profesional.

Nuestra tradición nos enseña que durante  este  mes debemos profundizar en nuestras prácticas espirituales, no importa que forma adquieran. Este es un mes para la preparación espiritual, un mes durante el cual miramos hacia atrás en el año que ahora termina.

¿Quién he sido, qué he hecho  desde el pasado mes de Tishrei, desde el último Rosh Hashaná? ¿De qué me siento orgullosa  y de qué estoy  avergonzada?

¿Cuándo fui lo mejor que puedo ser, y cuándo y cuántas veces me quedé a mitad de camino?

¿Cómo es mi  relación con el mundo, las personas y  lo trascendente por estos días?

Si durante las próximas cuatro semanas nos dedicamos a este viaje de  introspección y discernimiento revisando dónde perdimos el rumbo y dónde avanzamos por el camino con sabiduría y asertividad; si lo hacemos reavivando las prácticas de espiritualidad que hemos elegido  para estar en contacto con nosotros mismos y con lo que está mas allá de nosotros, cuando lleguemos a Rosh Hashaná vamos a experimentar estos días de oración,  de una manera diferente .

La lluvia ha cesado. Las estrellas están allí todas las noches, pero sólo podemos verlas cuando no hay nubes y cuando la luna se ha  reducido.  Así  también la oportunidad de hacer el trabajo de teshuvá, el arrepentimiento – retorno, está ahí todo el año, pero algunas estaciones del año nos ofrecen oportunidades especiales para vernos a nosotros mismos en , a través y con una nueva luz.

Esta noche si salimos al campo , si nuestros ojos pueden acostumbrarse lentamente a la oscuridad  y recién entonces miramos hacia el cielo  distinguiremos pequeñas luces.

Empieza Elul, acrónimo de Ani Ledodi Vedodí  Li,  .

Empieza hoy un tiempo, una época del año para abrir nuestros corazones, nuestro intelecto y nuestras almas para iniciar un camino trabajoso de introspección, discernimiento, reconciliación y transformación, para ser todo lo que queremos ser, para nosotros mismos y para nuestros amados.

31 de enero de 2015- REFLEXIONES DESVELADAS

De acuerdo al portal de Presidencia de la Nación http://www.presidencia.gob.ar/discursos/28421-acto-de-firma-de-convenios-de-desendeudamiento-de-las-provincias-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion, la Presidente de la Nación cerraba así su discurso en cadena nacional el día 30 de enero:

Estoy dispuesta a debatir, a discutir, a pelear si les gusta, a confrontar por nuestras cosas, pero por favor no permitamos que nos traigan acá conflictos que están causando desolación, muerte y agobio de otros pueblos porque no tenemos esas contradicciones. No permitamos que nos dividan, vayamos a las próximas elecciones en paz, con tranquilidad, con alegría para que el pueblo vuelva a votar y se vuelva a expresar acerca de quién quiere que lo conduzca, pero – por favor – no traigamos el drama y la tragedia de otras regiones remotas del mundo, donde se matan, donde se torturan, donde se tiran bombas y mísiles, donde se amenazan con el exterminio entre los unos y los otros, eso no tiene que ver con nuestra historia, no tiene que ver con nuestra realidad, no tiene que ver con esta Argentina, hija de inmigrantes, donde estamos todos mezclados, donde no nos tenemos diferencias y donde muchas veces las diferencias solamente son porque vos sos más negro y otro es más rubio y nada más. Bueno eso estamos dispuestos a seguir discutiéndola porque es parte de la sociología argentina, pero – por favor – todo lo otro, toda esa mugre que hay afuera que – por favor – nadie la traiga adentro, defendamos a la Argentina más que al gobierno.

Lamentable.

No es el total de Argentinos que trae “toda esa mugre que hay afuera”, ni el afuera, se metió en el adentro recientemente.

Son las alianzas y  promesas incumplidas de los gobiernos de extracción peronista los que generaron y favorecieron  las condiciones para que estemos como estamos.

Para que la vida de cada uno de nosotros no tenga ningún valor, para que  a la cabeza de algunos se le ponga un precio.

Para comprar inescrupulosamente voluntades,  adoctrinar a los  mas jóvenes  y tomar extorsivamente “en préstamo” DNI  de los extranjeros días antes de cada elección para que otros voten por ellos.

18 meses  después del Atentado a la AMIA, el Rabino Mario Rojzman y yo, escribíamos así en la introducción a un proyecto educativo  “EL IMPACTO DE LOS ATENTADOS A LA EMBAJADA (17 DE MARZO DE 1992) Y A LA A.M.I.A. ( 18 DE JULIO DE 1994) EN LA POBLACIÓN  ESCOLAR, EN LAS INSTITUCIONES Y EN LA FAMILIA”, que desarrollamos exitosamente entre escuelas  de las distintas confesiones, con la esperanza que en este país podamos recuperar aquello que vinieron a buscar y lo que aportaron nuestros abuelos:

  …“La Argentina está atravesando un proceso de transformación y desarrollo económico. Tal como sucede con cada ser humano, entendemos que las etapas de crecimiento están generalmente ligadas a situaciones de crisis que son las que motorizan los cambios.

Dentro de esta realidad se produjo en nuestro país “la importación” de un conflicto que desconocíamos y que inevitablemente quedó integrado a la vida nacional.

Los judíos y los cristianos, hermanados por un pasado común, podrán construir puentes de convivencia en justicia y en paz si desde los espacios educativos generamos las condiciones para conocer, entender e interpretar la singularidad de cada uno.

Una sociedad en transformación demanda de las Instituciones educativas la formación de personas íntegras conocedoras de sus propias capacidades y posibilidades y respetuosas de las de las demás.

 …Cuando la sociedad era muy estable, el futuro se preveía como una prolongación del pasado, la sociedad estaba terminada, el mundo estaba completo. Por lo tanto educar no era mas que iniciar: consistía en un rito de iniciación a un mundo ya hecho.

 Hoy, frente a una sociedad que pinta eminentemente abierta, globalizada, sin fronteras ni amparo oficial, debemos ayudar desde la escuela a que la gente tenga protecciones interiores.

Debemos desarrollar una propuesta educativa que resignifique valores.

 Como judíos, pertenecientes a un pueblo al que tan caro le costó, en distintos momentos de su historia, sostener su existencia en la diversidad, sabemos que este es un momento en el que afirmándonos en el presente y con la mirada puesta en el futuro debemos sostener y mantener con firmeza nuestra singularidad y nuestra particularidad, pero al mismo tiempo debemos nutrirnos de la fuente de poder instrumental e intelectual que nos brindan los recursos culturales, científicos y tecnológicos que el medio nos propone.

 NIRU LAJEM NIR VEAL TIZREU LA KOTZIM.

      Abrid para vosotros surcos y quitad del camino las espinas

 La población argentina está integrada en su gran mayoría por descendientes de abuelos o bisabuelos, que fueron acogidos en esta tierra con respeto.

A muchos de ellos les tocó un período de colonización de tierras. En cada surco abierto, maduraba la semilla sembrada si las condiciones climáticas y el riego eran suficientes.

 A nosotros, a nuestra generación,  nos toca surcar otro tipo de surcos, nos toca generar desde la escuela las condiciones y las propuestas y proyectos necesarios para poder enseñar ese saber de los pueblos y de las culturas que permite procesar la información, jerarquizándola, dándole sentido y claridad.

A la escuela le toca en definitiva, enseñar “sabiduría”;  ser transmisora de ese saber que nos dice que es lo que tiene mayor o menor valor en la vida.

 Pensamos que  educar es anticipar el escenario de la sociedad del futuro. Entendemos que este es el verdadero desafío de los procesos educativos, anticipar en la escuela una sociedad que todavía no es, generando así para cada educando y para cada educador, un clima crítico y de cierto nivel de incertidumbre, que lo llevará a plantearse nuevas preguntas y nuevos desafíos.

 NUESTRO PROYECTO ESTA DIRIGIDO A TODOS AQUELLOS QUE CREAN REALMENTE QUE LA EDUCACIÓN DEBE FORMAR BUSCADORES DE LA VERDAD Y NO DUEÑOS DE LA VERDAD.

 

Ser judío implica comprender y aceptar que vivimos en un mundo que aún no ha sido creado totalmente, que a los hombres de cada época y de cada generación les cabe una profunda responsabilidad en el proceso de creación continua; y en este punto, el tejido armonioso del entramado social tiene una profunda importancia.

 

Pasaron desde que redactamos este proyecto y lo llevamos a la práctica, casi  19 años.

Ayer, nos plantea la Presidente, que no tenemos que dejar entrar al afuera…

El afuera entró obscenamente porque se miró desde el gobierno y los servicios a otro lado…

El afuera entró porque se puso por delante los fines y se perdió de vista la perspectiva de la ley y la constitución nacional para la elección de los medios adecuados…

La mugre del afuera tiene hoy nombres y apellidos, nombres de estadistas y de estados con los que vergonzosamente se establecen alianzas ligadas a añoranzas setentistas.

La mugre del afuera que se ha instalado hace ya dos décadas, si consideramos el Atentado a la Embajada de Israel,  se ha cobrado una víctima más y muchos argentinos de bien, los que comprendemos que la verdad exige una búsqueda permanente, los que sabemos que no se pueden comprar verdades y que los discursos de certeza  exagerados y circenses están destinados a ocultar  la bochornosa realidad que nos cachetea todos los días, nos sentimos víctimas propiciatorias de esta realidad.

Amo este país. Es el que eligieron mis abuelos.

Mis abuelos también me enseñaron que siempre hay que elegir la Verdad y la Vida.

Son demasiadas las espinas que se han ido sembrando en el camino de la mano de la corrupción, la falta de transparencia, el egocentrismo, la mentira, el autoritarismo, el “yoismo”  y el narcisismo. Muchas cosas tendrán que cambiar para que en este país los valores de la VERDAD, LA JUSTICIA  Y LA VIDA  vuelvan a imperar.

Yo no voy a mirar para otro lado, no miremos para otro lado. De nuestra continuidad se trata.

25 de diciembre de 2014 … y acá estamos, los descendientes de Lancman -Majteles que coincidimos en esta fecha en Buenos Aires

A  partir  de mediados de 1924 muchos judíos abandonaron Polonia debido a la crisis económica y a las grandes sumas de impuestos que se les exigían a los judíos.

Así comenzó la ola de la cuarta Alia a Israel. En ese momento comienza la historia de la Flia Lancman – Majteles en la Argentina.

Según lo que ellos mismos contaban, Moshe y Chana abandonaron Polonia porque percibieron el crecimiento del nacionalismo y el antisemitismo en Europa.

Llegaron en  una corriente inmigratoria de obreros, artesanos y trabajadores manuales que instalaron los primeros talleres manufactureros en Buenos Aires.

Llegaron con Fajla, una beba de un año, sin saber una sola palabra de español, pero con enormes ilusiones y la férrea determinación de “salir adelante” con esfuerzo y mucho trabajo.

Aprendieron el idioma, aprendieron a tomar mate, cumplieron uno a uno con los objetivos que se plantearon.

Tuvieron dos hijas más, Rosita y Eva.

El tiempo pasó las tres se casaron y llegaron los nietos, siete en total a los que mimaron, malcriaron y legaron un profundo sentido de lo que la vida en y con la familia implica.

fotos lancman majteles Como y cuando llegaron 5

La Baba y el Zeide son el mayor tesoro de esta familia. Son los fundadores de un legado de amor. Fueron los mejores contadores de historias, los guardianes de las tradiciones que se convirtieron en memoria viva en cada uno de nosotros y que fieles a su legado recreamos en cada ocasión propicia.

Están presentes en muchas de nuestras acciones y costumbres hogareñas. Perduran en el recuerdo y siguen siendo el modelo de abuelos que hizo una diferencia porque le dieron bases solidas a esta familia que pone los vínculos y los afectos como valor supremo.

 Hace 43 años, entraron a nuestra Jupá.  Era inimaginable pensar ese momento  de otra manera. Hoy brindo por ellos, porque de Chana y Moishe Lancman aprendí y heredé buena parte de lo que soy.

Beatriz Estela Braindl Ester Batya Dragovetsky-Lancman de Nemirovsky

Día de la madre, sin mamá

mamáEsta mañana, antes de despertarme totalmente pensé: me levanto, me ducho, desayuno y me voy a comprar el regalo para mamá…

Fue un flash… unos segundos y me dí cuenta que mañana, en este día de la madre,  por primera vez en 65 años, no tendré a quien agasajar.

Pasaron ya casi 6 meses desde el 1º de mayo, 1º de Yiar y sin embargo, en determinados momentos el dolor y la angustia aprietan como durante las primeras horas.

Es cierto, no tengo a quien agasajar, pero tengo una madraza para recordar.

Mi mamá no era una madre perfecta, ninguna lo es. La vida no la acarició, aunque ella estoicamente nunca lo quiso reconocer. Yo lo supe desde mi salida de la infancia porque  sus ojos con esa transparencia infinita relataban lo que ella no quería contar.

Apretaba fuerte los puños, sacaba fuerza,  no se donde, y salía  a ponerle el pecho a la adversidad. Aunque no era perfecta, es mi heroína favorita, la que  me supo mostrar que la batalla es día a día.

Mamá era una mujer sabia. Con esa sabiduría que le vida va forjando y que le permitía  brindarse a todos los que la rodeaban, tanto que se olvidaba de ella misma.

Nos cuidó y nos mimo, pero fundamentalmente nos enseñó a cuidarnos entre nosotros.

Sus manos hacían maravillas.

Siempre sus manos tendidas, sus manos ocupadas.

En el  momento mas duro que una madre puede transitar,   sus manos tomando dolorosamente un gajo de tierra para cumplir con el cruel e inexplicable deber de enterrar a un hijo, sus manos crispadas por el dolor, sus manos cerradas con fuerza conteniendo todas las lagrimas que no derramó,

Anteayer  nomás: sus manos cosiendo, cocinando, tejiendo,  juntando caracolitos en la playa junto a Ari, Pablo, Dani. Ayer: sus  manos en las de Mati y Caro, imaginando y dibujando con ellos pistas de carreras de autos  en los encuentros semanales  sobre ese mantel que ya no usamos, pero que guardo  porque tiene su huella.

El 21 de abril, 10 días antes del final, en el que estuvo acompañada por Gustavo , a quien mimó y quiso como a un hijo, cuando decidió que  tiraba  definitivamente  la toalla, que ya era suficiente, me lo hizo saber  con  sus manos elevándose para alcanzar mi brazo, cuando me estaba yendo a casa a descansar y ya le había dado ese  beso esperanzado  de las buenas noches con la promesa de volver temprano al otro día, sus manos ya cansadas abrazaron mi brazo  acompañando sus palabras: Gracias Beatriz por  todo.

Alcance a balbucear soy yo la que tiene tanto para agradecerte, y me fui llorando. Se empezó a despedir de mi con sus manos,  con su mirada profunda, con todo tu ser. Yo me fui despidiendo contándole y cantándole, como ella hacía conmigo cuando era pequeña.

En este día de la madre. el primero sin mamá, a pesar del enorme vacío que siento tengo que agradecerle por mi infancia,  por mi adolescencia (con su mirada siempre atenta y su actitud cómplice), por entenderme y acompañar mi adultez, por estar siempre. En este día de la madre me queda su amor, su dedicación,su alegría por las cosas mas pequeñas  y su mirada amorosa que esta impresa en mi corazón y en mi retina.

Te amo mamá, SIEMPRE!.

1º de septiembre, XII Encuentro de Coordiep- Salta, Mesa Interreligiosa

Con la agenda y el diario en  una mano y el libro en la otra, así nos invitaba  a caminar por cada instancia de la vida uno de mis maestros.

En una mano la agenda y el diario:

En estos días cuando el absurdo, la confusión y el “todo vale” parecen conducirnos a callejones sin salida, venimos  a este encuentro para revisitar  la tarea que nos convoca e interpela cotidianamente,  para reforzar su sentido, su significado  y enriquecernos con los aportes de otros para avanzar un paso mas hacia el logro de  ese continuo de la mejora escolar que es nuestro horizonte.

La Escuela y sus actores, son centro de nuestra preocupación.

En la escuela ciertamente se aprenden muchas  más cosas que aquello que dicen los currículos, programas y libros.   Aprendemos modos de relacionarnos, de percibir la realidad e interpretarla,  de conocernos  y reconocer a los otros, de actuar frente a las normas, de plantear acuerdos y disensos.

Es así que el espacio escolar  no está exento de  los dilemas y de las tensiones a los que nos expone la sociedad en la que vivimos, las que son parte de nuestro cotidiano, de la agenda pública y privada, de las noticias en los diarios.

En la otra mano, El Libro,  los libros, La Biblia, Nuestra herencia y memoria cultural:

En estos días los judíos transitamos el comienzo del  mes de Elul, el último del año hebreo.

Elul es mes de reflexión sobre lo actuado, sobre lo vivido. Mes de intenso quehacer interno, para poder con  humildad reconocer fracasos y derrotas, miserias y mezquindades, porque sólo a partir de un sincero balance íntimo podremos recuperar la chispa divina adormecida en nuestras almas.

Somos convocados  a  meditar con honestidad sobre nuestros méritos y reveses, no negamos nuestros errores, construimos sobre su memoria para crecer espiritualmente y en acciones, tal como lo hacemos en los procesos de evaluación de nuestras instituciones escolares.

El error – reconocerlo, aprender de él y elevarnos por sobre él – es realmente el secreto del éxito y el punto de partida de toda mejora.

Con los textos y con la Agenda

Como si fuera una obra musical,   este año está terminando. Estamos a solo 3 semanas de comenzar un nuevo año y aunque aún no finaliza el ciclo lectivo, el Calendario Hebreo nos insta a evaluar.

La proximidad de Rosh Hashana, nos convoca a interrogarnos en lo “personal”.  La proximidad del Día del Maestro nos invita a  re-pensarnos en lo profesional.

Es tiempo de recuperar en el concierto de todas las voces, nuestra propia canción.

Es tiempo de permitirnos escuchar los ecos de nuestros pensamientos, de nuestras palabras, de nuestras acciones, para retomar lo mejor de ellos para el año que comenzará.

Es tiempo de mirar retrospectivamente, en nosotros mismos, para recuperar la melodía, los tonos y los matices que queremos imprimirle a nuestras vidas y a nuestra tarea profesional. Es tiempo de preguntarnos…

¿Nos interrogamos sinceramente acerca del sentido de nuestra tarea?

¿Consideramos  tanto nuestros  logros como nuestros  errores o fracasos?

¿Reflexionamos  acerca de  quiénes somos,  lo que hemos hecho en cada uno de los momentos vitales del año que pasó?

Hacemos todo lo necesario para avanzar en el sendero de la mejora escolar?

Mejora en hebreo se dice Shipur, misma raíz de Shofar, cuerno de carnero que cual despertador somos llamados a escuchar desde el segundo día del mes de Elul. Lishmoa Kol Shofar… Escuchar el sonido del Shofar… Escuchar es el mandato… No hacer sonar… sino escuchar…

Escuchamos lo suficiente a todos y cada uno de los integrantes de nuestras Comunidades educativas?

El Shofar es nuestro “despertador espiritual” nos convoca al Shipur. (Mejoramiento, cambio). Pero no habrá shipur sin una real escucha.

El Shofar nos recuerda, en  su propio modo único y singular,  que somos responsables de nuestras acciones y que el Shipur y el  cambio, es siempre posible.

Escuchemos su doble llamado – el llamado a revitalizar nuestros sueños y el  llamado a ser despertados de nuestro sueño, lo que nos asegurará poder avanzar con los ojos bien abiertos hacia esa mejora que vemos allá en el horizonte.

Escuchemos!

Que en este encuentro podamos  compartir espacios que nos permitan encontrar algunas  respuestas para plasmar  los acciones  necesarias  para conducir a nuestras instituciones educativas hacia el cambio y la mejora escolar acompañando a todos y cada uno de los actores del escenario escolar hacia el logro de su plenitud como personas sanas espiritualmente.

Que estos tres días  de escucha, reflexión y diálogo sean inspiradores y nos aporten  el coraje de enfrentar los nuevos desafíos que el logro de toda mejora requiere.

Que de este encuentro cada uno de nosotros pueda emerger  con mayor creatividad y  con la energía positiva  necesaria para ser menos destructivos de nosotros mismos, de los otros y del mundo,  para el logro de una mayor armonía y paz interior.

 Que este año, pueda nuestra capacidad de oír dar lugar   a una real escucha y nuestra escucha al entendimiento, sabiendo que  en cada uno de nosotros existe la posibilidad de  reparar y mejorar, de reunir lo que está fragmentados en nuestras instituciones educativas,  para hacer así un aporte sustantivo y significativo para la construcción de una sociedad  que aun en permanente cambio, conserve el sentido de humanidad y sea testimonio de la existencia de Dios.

Nisan – Pesaj la oportunidad de emerger y renacer como “PUEBLO”

Llega Pesaj que representa para cada uno de nosotros un mágico momento en el que en medio de la vorágine cotidiana aflora nuestro optimismo, reconociendo la capacidad renovada, que emana de las entrañas mismas de nuestra narrativa, de emerger y renacer como Pueblo; de salir de la oscuridad hacia la luz, de transmitir nuestras memorias, de evocar nuestras historias, de celebrar una y otra vez la libertad de ser.
El Rabino Joseph Soloveitchik enseñaba que dos tipos diferentes de transmisiones tienen lugar en el marco de las festividades judías: Zajor – Memoria, Recuerdo – y Sipur , Relato.
A diferencia de otras celebraciones en las que el Zajor está en el centro de la escena Pesaj requiere además, un activo proceso personal de Sipur, de transmisión, de legado.
A través del proceso de Sipur, referimos una historia que realmente nos sucede a nosotros.
• Somos esclavos del Faraón en Egipto.
• Somos compañeros revolucionarios de Rabi Akiva en Bnei Brak.
• Estamos presentes en innumerables Sedarim con las generaciones que nos precedieron.
• Estamos leyendo las cuatro preguntas y formulando nuevos, dolorosos e inimaginables interrogantes junto a Mordejai Anilevich en el gueto de Varsovia.
• Estamos celebrando en Jerusalén, en Israel renacido, el primer Seder de la Mediná con Ben- Gurion en 1949.
Incorporamos todos estos testimonios porque estamos realmente presentes – durante nuestro Seder – en todos estos momentos simultáneamente.

Sipur , el proceso de la narración activa, es en sí mismo un acto de liderazgo , de transformación y de liberación.
En el mundo alterado en el que vivimos, el líder como narrador se convierte en una pieza fundamental para el proceso de conexión con el pasado y la creación de la visión de un porvenir trascendente. Para el líder, las aguas agitadas del Mar Rojo y la aridez del desierto son elementos llenos de riqueza para crear la visión de un nuevo futuro y de una comunidad renovada.

Recreando nuestro Seder, nos convertimos en arquitectos de nuestra propia redención. Al relatar (Lehaguid) la historia a nuestros hijos, también estamos definiéndonos nosotros mismos en lugar de dejar que otro lo haga, estamos liberándonos a nosotros mismos y garantizando nuestro futuro.

¿Cómo va a ser el Seder de este año? ¿En qué será diferente de todos los demás? ¿Quién se sentará alrededor de la mesa en nuestro Seder? ¿Qué nuevas preguntas surgirán? ¿Qué memorias compartiremos?
Como responderemos en este 5774 cuando nos pregunten: ¿Qué es este servicio, esta historia, para ti?
En un tiempo que anhela sentido, nuestras historias y memorias son parte de una antigua – una muy antigua – tradición de cuidar a los extraños, a los pobres y los oprimidos, las viudas y los huérfanos, los ancianos, los necesitados y los discapacitados .
En un momento de olvido, nuestras historias son parte de una cadena viviente de aprendizaje y de textos, que nos constituyen en herederos de una cultura y una tradición milenaria e inquietantemente bella.
En un momento de anomia y de soledad, llevamos inscripto en nuestras historias y memorias familiares, el secreto de la construcción de una comunidad que proporcione a nuestros hijos un sentido de cuidado y pertenencia.
En una época de desarraigo y marginación , nuestras historias están conectadas a una civilización religiosa con una historia de mas de 3.500 años de edad y un futuro infinito nutrido en la responsabilidad por el bien de la humanidad .
Nuestra capacidad para contar esta historia, una vez más de una manera renovada, pondrá a prueba nuestra fortaleza como líderes y narradores, madres y padres, abuelos y maestros.Dibujo Pesaj

A %d blogueros les gusta esto: